Buscar
Registrarse
De mano en mano

De mano en mano

Durante mucho tiempo “vacacioné” en Murcia con mi familia. Siempre íbamos a una finca a comprar directamente cítricos y algún que otro producto más. Allí fue el primer sitio donde me explicaron los precios que se pagaban a productores y la ruina que eso era. Poco a poco, según pasaban los años, vimos como las plantaciones de limoneros iban desapareciendo. A ellos ahora los limones se los pagan a 9 céntimos el kilo. Tú los compras a 90 céntimos en la tienda.  Parecen unos beneficios increíbles para la tienda, sin embargo no todo es lo que parece.

Entre el productor y el consumidor, digamos que es la relación básica, empiezan a aparecer una figura que es el intermediario. Esta figura lo que hace es comprar la producción, muchas veces grandes cantidades del mismo producto y almacenarlo para poder negociar y vender a su gusto e incluso congelar o refrigerar para vender fuera de temporada a mayor precio. Luego vende a tiendas distribuyendo todo tipo de productos. Y por supuesto necesita sus beneficios. Pero, ¿qué pasa cuando hay muchos intermediarios? Pues que todos quieren sus beneficios y para no subir mucho el precio al consumidor, venderían menos, el que acaba recibiendo menos dinero es… el productor. Tanto y tanto baja el precio que muchas veces deben vender a precio de coste e incluso por debajo para recuperar algo de la inversión. Por supuesto, es una situación humillante e intolerable.

Un tiempo más tarde, un alumno de un curso que daba, me contó una historia situada en Valencia, ya que él era de allí. Su abuelo recibía una oferta ridícula de parte de una gran superficie por las naranjas que cultivaba. El resto de productores de la zona acababan aceptando y si no lo haces ya no viene nadie más a comprarte solamente a ti y por lo tanto no vendes. Así esas grandes superficies se aseguran amplios beneficios y poder sacar ofertas increíbles. A costa, de nuevo, de los productores. Esta situación, como ya explicamos con anterioridad, deriva muchas veces en un trato inhumano a la mano de obra, externalizando así esa injusticia en los precios.

Los gobiernos han intentado poner coto con leyes. En 2019 se ha prohibido que se venda por debajo del coste, usando esto como base para negociar. Me imagino que ya hayan aparecido trucos y artimañas para saltárselo. Pero nosotros, ¿qué podemos hacer? Lo más sencillo es comprar directamente a productores en feriasestar en grupos de consumo donde se trate con productores o ir a tiendas donde sepamos que los productores llevan sus productos, disminuyendo así los intermediarios y permitiendo variedad.

Con este gesto sencillo nos aseguramos de favorecer la justicia, apoyar el campo, favorecer el comercio de cercanía y en muchos casos, favorecer la agricultura de la región y el país, asegurando un km 0 (casi). Un win-win en toda regla.

Etiquetas

Añadir comentario

Tu email está a salvo con nosotros.

RegistrarseAquí Eco

Regístrate en Aquí Eco y participa en la primera Comunidad de Consumo Ecológica de Castilla y León.

o

Los detalles de la cuenta se confirmarán por correo electrónico.

Restablece tu contraseña